Asamblea de cineastas cubanos por la Ley de Cine

por ELCINEESCORTAR
15 vistas

El Fondo de Fomento para el Cine Cubano y el reconocimiento de las productoras cinematográficas no institucionales, son las dos propuestas que cierran el paquete de acciones principales que los cineastas presentamos a las autoridades como medidas indispensables para crear un marco legal y espiritual que potencie nuestro cine.

La propuesta del Fondo, construida en intercambio con el ICAIC, se encuentra en su etapa final. Corresponde ahora a la institución tramitarla ante las instancias del gobierno. La iniciativa plantea la necesidad de que el Estado establezca ayudas con destino al cine realizado fuera de las instituciones y que defina sus compromisos en la defensa y protección de este arte.

También propone reglas para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los cineastas en el acceso a esos fondos, y los derechos y obligaciones que se adquirirían para ejecutarlos. Los creadores interesados en conocer el proyecto en su totalidad y aportar observaciones lo podrán hacer en la próxima Asamblea, en la cual se expondrá el texto completo.

Por otro lado, el reconocimiento y la legalización de las productoras no institucionales constituye el punto fundamental del proceso. Tal decisión es potestad exclusiva del Estado, el cual debe definir y crear la figura correspondiente para reconocerlas, regularlas y protegerlas. Ello redundará en beneficio del movimiento cinematográfico nacional, dará continuidad a nuestra tradición artística en este campo y sacará a las productoras de la alegalidad en la que se ven obligadas a operar y a la que arrastran a cientos de trabajadores, especialistas y artistas.

LEY DE CINE-1

Las fórmulas de producción estatal en la que se basó la producción cinematográfica en Cuba a partir de 1959, con resultados históricos que nos orgullecen, ya no son suficientes para dar respuesta a los retos del presente. Esperamos que el Estado abra para los cineastas posibilidades de gestión eficaces y acordes con la realidad actual y futura, como lo hace para otros sectores. Constatamos una voluntad para ello, pero no se acaba de adoptar la medida que dé respuesta definitiva a esta problemática y asegure el futuro del cine cubano.

A los cineastas nos corresponde aportar información y argumentos que ayuden a comprender la especificidad de nuestro campo. Nuestra posición se resume en una paráfrasis de las palabras que se atribuyen a un destacado boxeador: “Una productora de cine es una productora de cine, y sin productora de cine no hay productora de cine”

Los restantes puntos esenciales de nuestra agenda son: el Decreto del Reconocimiento del Creador Audiovisual con su reglamento y registro aún por aprobar (es decir, que se reconozca nuestra existencia y derechos); y los estudios preliminares para una Ley de Cine que, como consecuencias de todo los cambios que se produzcan y las nuevas realidades, se hará cada vez más urgente y necesaria para el país y el Estado.

LEY DE CINE-2

Por todo lo anterior, necesitamos la voz y presencia de los cineastas en la próxima Asamblea el venidero sábado 30 de mayo, a las 3:00 pm, en el Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate, un espacio de los artistas.

Comentarios de Facebook

Quizás te guste

Deje un comentario

* Al usar este formulario usted está de acuerdo en que manejemos sus datos para brindarle un mejor servicio desde nuestro sitio.

Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia. Puede bloquearlas si desea. Acepto Política de Privacidad